paseo en bicicleta

Paseos, libros, rosas y chocolate

23 de abril… El 23 de abril es un día que divaga entre lo bonito y lo triste.

Desde pequeña, Sant Jordi era el día de dibujar dragones con plastidecores; el día de las rosas de caramelo y los paraguas de chocolate. Era el día en que mi madre llegaba, sonriendo y cantarina, con rosas del mercado; el día en que un libro caía en mis manos porque, a pesar de que no fuésemos bien de dinero, mi madre siempre aparecía con uno, a veces nuevo y a veces reciclado.

Un par de años más tarde, empezó a ser el día de «bajar a Barcelona» y de dar alegres paseos por las grandes y desconocidas calles de mi ciudad. Era el día en que me perdía con ella entre los puestecillos; el día del «estoy detrás» y del «no sueltes mi mano». Era el día en que íbamos a la búsqueda DEL libro, aunque siempre caía alguno más. La lectura era una de sus debilidades.

Años después, empezó a ser el día en que disfrutaba de Sant Jordi con mi madre por las mañanas, y con otras personas por las tardes. A veces al revés. Y aquello se convirtió en una explosión de sonrisas, de besos, de abrazos, de libros, de puntos de libro, de cassettes grabados, de cd’s, de rosas de tela y de orquídeas plantadas. Se convirtió en un órdago de día.

Pero la vida es un continuo movimiento, y mi madre se fue una soleada mañana de Sant Jordi de hace 13 años. Y ahí conecté con que ese día, sin ella, no era el mismo. Conecté con que no es el día, sino la persona. Y conecté con todos los besos, abrazos, libros, cuchicheos, confidencias, lecciones, paseos, chocolate, amor y cariño que mi madre me había regalado a lo largo de todos los Sant Jordi que compartimos juntas.

Por eso el 23 de abril es un día extraño para mí, porque ese día se fue. Pero antes de irse me enseñó que la vida está para vivirla y disfrutarla. A sorbos, sin demasiada prisa, y con el corazón abierto. Y no solo en Sant Jordi, sino todos los días del año.

Así que eso es lo que voy a hacer este lunes: pasear y celebrar la vida acompañada, como casi cada día, de ella.